Pan y boniatos

Me encanta la casa donde vivo, es muy especial y estoy muy a gusto en ella. Eso sí, fría es un rato y no me queda más remedio que encender el horno para calentar la cocina un poco. Pobre de mí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.