Tartas decoradas y otros pasteles

Descubrí el fondant el año pasado (2009), pero es realmente este año cuando me he puesto a hacer cosas con él. Tengo que decir que decorar con fondant es muy divertido, y aunque en España todavía no sea muy conocido, su arte está muy desarrollado en otros países donde hay grandes maestras y ya está casi todo inventado. Llegar a ser una gran diseñadora de tartas requiere de mucho esfuerzo y dedicación además de mucha habilidad manual y un gran sentido estético (algo que ni soy ni quiero ser).

En la barra lateral derecha del blog hay un enlace a un album con algunos de mis experiementos con fondant, pero hay quien me ha pedido que cuente un poco sobre las tartas que he hecho y aquí estoy haciéndolo.

Tartas decoradas y otros pasteles

Empecé haciendo algunos cupcakes sencillos y seguidamente me aventuré con un minicake y unas galletas. Mis primeros pinitos fueron como los de la mayoría: con fondant de nubes y unos buenos colorantes líquidos (ojo, los colorantes líquidos que se compran en la mayoría de supermercados y traen 3 tubitos, uno rojo, uno azul y uno amarillo, no sirven):

 

 

Como aquello me pareció muy divertido, me decidí a hacer un curso con una diseñadora  Megasilvita en el que aprendí mucho. En ese curso conseguí hacer (con la ayuda profe) una tarta que quedó resultona, y en seguida mi familia empezó a pedir más. Entonces surgió la oportunidad de hacer unos preciosos cursos online en el Foro Cocinando con el Alma que me permitieron seguir avanzando en mi aprendizaje. La tarta reloj fue todo un reto y el modelaje de animalitos de peluche incluyó prácticas de construcción entre otras cosas.

Para entonces yo ya me había hecho con algunas herramientas, colorantes, etc. Es verdad que con un poco de imaginación se pueden suplir muchas de las herramientas específicas para fondant, pero también es verdad que para conseguir buenos resultados no hay más remedio que hacer una inversión en ellas. Actualmente no hay muchas tiendas con materiales para fondant en España, hay algunas y por suerte la mayoría tienen tienda online. Además internet te permite comprar cómodamente desde casa en cualquier parte del mundo (aunque la UE nos lo haya puesto ahora más difícil con la sustancial reducción del límite de compra libre de aranceles) .

Empezar a mostrar fotos de tus tartas tiene un efecto inmediato: haciéndose pasar por incrédulos los amigos te exigen compartas tus tartas con ellos. No me quedó más remedio que satisfacer sus demandas con alguna tarta.

Después vinieron algunos cumpleaños familiares y todo el mundo dio por hecho que habría tarta.

 

 

Cuando empezó el calorcillo la cosa se puso más complicada, con las temperaturas que tenemos en Sevilla no dan ganas de encender el horno y además las pastas de azúcar no se trabajan igual (por no hablar de las dificultades con los rellenos). Sin embargo, en el último mes he hecho un par de tartas para cumpleaños infantiles, (que los amigos ya tienen una edad, jajaja) que han resistido bastante bien y han hecho las delicias de los más pequeños.

 

 

Entre medias de todo esto hice bizcobolas, algunos cupcakes y tartas decoradas de otras formas, pero de eso quizás hablaré en otro momento.

Nota: hablo siempre en femenino porque salvo muy raras ocasiones somos mujeres las que nos dedicamos al fondant. A lo largo de este tiempo, debido a mi inquietud personal y gracias a mi labor de moderadora en el Foro Cocinando con el Alma, he tratado y conocido a mucha gente relacionada con este mundillo, y creo que en total solo conozco 3 hombres de entre cientos de personas.

Responder a Holly Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 ideas sobre “Tartas decoradas y otros pasteles”