Receta de pizza casera

Esta semana se han dado varias circunstancias que me han llevado a querer experimentar y hacer mi propia pizza!

Primero, tomando una cervecita con Anna que tiene un blog fantástico y unos proyectos muy interesantes, repetimos algo que otros amigos italianos ya me habían dicho: la pizza en Italia se come fuera y no se suele hacer en casa. Un par de días después Pepe Kitchen publicó esta fantástica recetay estuve curioseando sus consejos para hacer una pizza perfecta. Y por si todo eso fuera poco, Anita Cocinitas se pone también a hacer pizza en casa(Deseando estoy de verla!)(Pasaros por su blog y vereis lo que es una buena pizza caprichosa casera!) ¿Será que los españoles no podemos comer fuera de casa pizzas tan buenas como en Italia y por eso tenemos que hacerlas?

Estaba decidido, tenía que hacer pizza para la cena. Miré tropecientas mil recetas, y cuanto más miraba más me perdía, y más claro quedaba que decidir iba a ser difícil… Cada receta que encontraba tenía alguna variación, y cada experiencia que leía aportaba algo distinto. Pero como había que elegir, me centré y opté por la Vera Pizza Napoletana. Tras comparar varias recetas de este tipo de pizza y sus proporciones decidí usar esta receta La masa de pizza.

La receta es muy simple, es fácil de hacer, y no requiere de a penas previsión. Solo pasa un poco más de una hora desde que empiezas a hacerla puedes estar disfrutando de tu pizza (lo cual es una ventaja en mi opinión sobre otras masas de pizzas que requieren de un mayor reposo). Éramos tres personas a cenar, usamos tomate frito casero como salsa, e hicimos 3 pizzas:

  • Mozarella y salchichón.
  • 3 quesos: mozarella, camembert, queso de oveja ahumado.
  • ½ de ventresca de atún con mozarella, y ½ de anchoas con aceitunas y huevo duro.

Las tres pizzas estaban buenísimas, crujientes a la vez que muy jugosas, y a pesar de no llevar ingredientes demasiado llamativos, ni nada muy sofisticado, eran tremendamente sabrosas. La masa quedó fina y esponjosa (aunque no por igual por todas partes y creo que puede ser porque la extendí irregularmente), y en las zonas donde había mucha salsa o ingredientes más húmedos la masa parecía estar ligeramente poco hecha. El resultado ha sido muy bueno y estoy muy contenta, pero creo que hay sitio para la mejora y seguro que voy a seguir practicando porque me ha encantado la experiencia.

Mi primera idea fue probar una receta distinta la próxima vez, pero ahora que la idea ha reposado en mi cabeza creo que debeíra repetir de nuevo esta receta. Tengo que ver si la próxima vez consigo que la masa quede más regular y así ver el resultado antes de pasar a otra receta. Tampoco digo que no vaya a probar otras recetas, pero tirando de las enseñanzas de mi amigo Barry prefiero no pensar que por ahí en el mundo hay una receta de masa de pizza perfecta que me estoy perdiendo. Quizás la receta que usé hoy era perfecta y mi ejecución no estuvo a la altura, y eso puedo intentar cambiarlo para la próxima vez.

No pensaba hacer postre porque la cena iba a ser contundente, pero tenía unas nectarinas que quería gastar y al final hice un Crumble de nectarinas. La receta aquí.

Elegí esta receta simple y llanamente porque no queíra dedicar mucho tiempo a la búsqueda y la primera que encontré para la que tenía todos los ingredientes en mi alacena fue ésta. Como a mí lo que me gusta es el crumble y la fruta es solo la excusa, multipliqué el crumble por 1,5 y también el tiempo de horneado. Ese tiempo extra le sobró a la preparación, habría estado mejor menos seco, pero aun así nos supo buenísimo con un poco de nata ligeramente montada.

Una cena muy contundente. Demasiado contundente. Pero yo diría que la hemos disfrutado.

Responder a Alicia Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 ideas sobre “Receta de pizza casera”