Receta de galletas de mantequilla paso a paso

Cuando yo era pequeña las galletas de mantequilla eran unas pastas que venían en una lata azul, algo exótico que solo aparecía por casa en determinadas ocasiones y que mi hermano y yo devorábamos con ganas. Yo siempre empezaba por las que tenían sal por encima, me resultaba chocante el contraste.

Ahora nunca compro esas pastas, y para mí las galletas de mantequilla han pasado a ser otra cosa, ahora son objetos para decorar.

De entre todas las recetas de galletas de mantequilla que he probado, la que más me gusta es lade El rincón de Bea. Bea explica muy bien en su post cómo hay que hacer estas galletas, y yo os voy a dar hoy mi propia versión (sin KitchenAid para mi disgusto). Recomiendo el post de Bea porque ella da un montón de explicaciones y claves muy útiles para hacer unas buenas galletas para decorar. Yo simplemente voy a resumir aquí lo que en mi opinión es imprescindible que sepas antes de empezar:

  • Estas galletas son un poco más caras de hacer porque se hacen con azúcar glacé, y tiene que ser azúcar glacé industrial, no vale el casero.
  • Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente.
  • Todos los ingredientes secos deben ser tamizados.
  • Estas galletas pueden hacerse a mano, aunque es mucho más fácil si tienes una batidora de mano (e infinitamente más fáciles si tienes un robot de cocina).
  • Vas a usar un montón de papel de hornear, no seas tacaña y pretendas ahorrártelo, te hará la vida más fácil y no es tan caro.
  • En el paso a paso fotográfico hay tres fotos que no corresponden a estas galletas, ¿sabes cuáles son?

Galletas de mantequilla para decorar

250gr de mantequilla
250gr de azúcar glacé
1 huevo XL
650gr de harina
3 cucharadas de leche
1 cucharada de esencia de vainilla

Batir la mantequilla con el accesorio de varillas durante un par de minutos hasta que esté cremosa.
Añadir el azúcar poco a poco batiendo despacio a mano hasta que esté todo bien integrado, y con el accesorio de varillas cuando ya no haya riesgo de que el aúcar vuele.

Añadir la esencia y el huevo, batir bien.

Añadir la harina poco a poco y trabajar la masa con el accesorio amasador.

Cuando la masa se desmigue añadir la leche. Ir añadiendo la leche poco a poco ya que la medida no es exacta, puede que a veces necesitemos un poco menos y otras veces un poco más para que la masa quede unida pero sin estar pegajosa. Ten en cuenta que con el amasado la masa se volverá más compacta así que no debes añadir más leche hasta no estar segura de la necesitas.
Volcar la masa en la mesa, y amasar un par de minutos hasta que puedas formar una bola compacta. Yo pude exctamente 3 cucharadas de leche y cuando pasé la masa a la mesa parecía un poco seca, sin embargo con el amasado quedó perfecta y no tuve que añadir más líquido.

Corta la bola en 4 trozos iguales.

Pon uno de los trozos sobre un pliego de papel de horno y aplástalo un poco.

Ponle encima otro trozo de papel de horno.

Y estira la masa con el rodillo.

Yo uso un rodillo que tiene guías de grosor, lo ideal es que la masa te quede de un grosor uniforme de entre 0,5 y 1cms.

Repite la operación con los 4 trozos de la bola.
Lleva la masa estirada al frigorífico y déjala que repode ahí al menos durante 3 horas.

Saca un cuarto de la masa del frigorífico, vuelve a pasarle el rodillo un par de veces para asegurarte de que la superficie está lisa. Quita el papel de horno que la cubre, y empieza a cortar tus galletas.

Pasa las galletas a una bandeja de horno en la que habrás colocado también un pliego de papel de horno. Puedes reutilizar los restos volviendo a hacer una bola y estirando de nuevo hasta 3 veces. Yo normalmente lo que hago es recoger los restos la primera vez, volver a estirar y sacar más corazones, recoger los restos y meterlos de nuevo a la nevera mientras trabajo con el siguiente cuarto de masa. Al final de las 4 masas cojo todos los restos de frigorífico y empiezo de nuevo.

Puedes hornear las galletas directamente, pero si hace mucho calor, o si has tardado mucho en el proceso de cortado, y la masa está blanda; debes meter la bandeja con las galletas ya cortadas al menos 15 minutos en el frigorífico antes de pasarlas al horno.
Hornea tus galletas a 180ºC en la rejilla de en medio del horno durante 15 minutos hasta que estén hechas. Se prudente y está pendiente de ellas hasta que tengas dominado cuánto tiempo tarda tu horno en hacerlas.

Déjalas enfriar sobre una rejilla.

Con esta receta me salieron 35 corazones de 8cms, y un par de galletas sin forma ya de los últimos restos.

Una vez estén frías, ya tienes listas tus galletas de mantequilla para decorar.

Responder a Caminarsingluten Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

21 ideas sobre “Receta de galletas de mantequilla paso a paso”