Receta de Tarta Terciopelo Rojo

Esta tarta es todo un clásico americano, y para mí es mucho más.

Hace ya más o menos un año y medio que descubrí el foro de cocinandoconelalma cuando buscaba desesperadamente ayuda para una tarea que me había autoimpuesto: hacer la tarta para las Bodas de Oro de mis abuelos. Supongo que para la muchos hacer una tarta para una celebración familiar no es nada del otro mundo, pero yo en mi vida había hecho absolutamente nada, ni el más simple de los bizcochos, así que fue todo un reto! En el foro encontré toda la ayuda que necesitaba y tras dar mucho la lata y hacer algunas pruebas este fue el resultado.
Bizcocho de terciopelo rojo:
Con estas medidas sale una tarta de 23 cm y cuatro capas finas.
Bizcococho:
250 gramos (2 tazas y media) de harina de reposteria tamizada
1 cucharadita de levadura en polvo o 1 sobre de levadura en polvo
1/2 cucharadita de sal
15 gramos (2 cucharadas) de cacao en polvo
113 gramos (1/2 taza) de mantequilla a temperatura ambiente
300 gramos (1 taza y media) de azúcar
2 huevos tamaño L
1 cucharadita de extracto puro de vainilla
240ml (1 taza) de suero de leche
56 gramos (2 botes de 1oz) de colorante rojo en pasta
1 cucharadita de vinagre blanco
1 cucharadita de bicarbonato
Cobertura de crema de Queso:
57 gramos (1/4 de taza) de mantequilla a temperatura ambiente
600 gramos (2 paquetes) de queso de untar a temperatura ambiente
340 gramos (2 tazas) de azúcar glass tamizada
1 cucharadita de extracto puro de vainilla
Adorno:
Nueces caramelizadas o nueces crudas
Letras en glasa real roja / Escritura con gel rojo brillante
Perlas plateadas
Elaboración del suero de leche:
Poner en una taza y media de leche una cucharada de zumo de limón natural, dejarlo actuar unos 10 minutos y cuando esté listo colar en tela o en un colador muy fino. Usaremos una taza del líquido para la receta, y podremos usar el sólido (que es requesón) en tostadas con miel y frutos secos u otras elaboraciones al gusto. Puede hacerse también con vinagre y si queda como yogurt líquido no colar. También puede usarse la mitad de leche y la mitad de yogurt.
Elaboración del bizcoccho:
Precalentar el horno a 175 º-180º grados (número 4 en un horno eléctrico de 10) y poner la rejilla en el centro del horno. Encamisar dos moldes redondos de 23 cm. Apartar hasta su uso.
En un bol tamizar juntos la harina, la sal, el cacao y la levadura.
En el bol de una batidora eléctrica, batir la mantequilla hasta que esté suave (1-2 minutos). Añadir el azúcar hasta que la mezcla esté ligera y esponjosa (2 o 3 minutos). Añadir los huevos de uno en uno, batiendo bien despues de cada huevo añadido. Bajar con una espátula lo que haya podido quedar pegado en el bol, añadir la vainilla y batir hasta que esté todo bien mezclado. Cuanto más esponjosa quede la mantequilla con el azúcar, mejor saldrá el bizcocho. Cuanto más batidos y mejor incorporados queden los huevos, mejor saldrá el bizcocho.
En una taza mezclar el suero con el colorante rojo.
Con la batidora en velocidad baja ir añadiendo a la mezcla de los huevos, alternativamente las mezclas de harina y de suero en tres veces, empezando y terminando por la mezcla de harina.
En una taza mezclar el vinagre y el bicarbonato, dejar que la mezcla haga efervescencia y entonces echarla y mezclarla rápidamente en la masa ya batida. Batir la masa.
Rápidamente volcar la masa en los dos moldes ya preparados y alisar la superficie con el dorso de una cuchara. Hornear en el horno precalentado durante 30-35 minutos o hasta que pinchando con un palillo en el centro éste salga limpio.
Dejar enfriar en el molde sobre una rejilla durante 10 minutos. Desmoldar en una rejilla de manera que la base del bizcocho quede hacia arriba. Si los bizcochos no han quedado planos deben aplanarse rebajándolos con un cuchillo para que no tengan «barriguita» cuando vayan a rellenarse.
Cuando los bizcochos se han enfriado completamente, envolver en papel film y meter los bizcochos en el congelador por lo menos una hora. (Esto se hace para facilitar el relleno y la cobertura del bizcocho).
Elaboración de la cobertura de Crema de Queso:
Mezclar la mantequilla y el queso hasta que la mezcla esté suave, ligera y no tenga grumos.
Añadir el azúcar glass poco a poco, una taza de cada vez y batir tras cada adicción. Bajar los restos que se hayan podido quedar en las paredes del bol.
Añadir el extracto de vainilla y batir hasta que la cobertura esté ligera y esponjosa.
Cubrir el bol con papel film y guardar en el frigorífico mientras se enfrían los bizcochos y hasta su uso.
Elaboración de las nueces caramelizadas:
En una sartén poner azúcar a caramelizar, cuando las piedras de azúcar se hayan disuelto añadir las nueces y remover para que el caramelo se adhiera. Sacar las nueces de la sartén, escurrirlas y ponerlas a enfriar sobre papel de horno. (Dependiendo de la cantidad de nueces a hacer y del tamaño de la sartén puede ser conveniente hacerlas en varias veces). Intentar obtener varias nueces enteras (las más bonitas) enfriándose individualmente por si se quieren usar luego para decorar.
Picar las nueces caramelizadas hasta obtener trozos del tamaño que más nos guste. Si se quiere estas nueces caramelizadas picadas pueden mezclarse con nueces crudas picadas para añadir una textura diferente.
Montaje:
Con un cuchillo de sierra, cortar cada bizcocho por la mitad horizontalmente. Ahora tenderemos 4 capas de bizcocho.
Poner una de las capas en el plato de servir con la parte mas lisa hacia arriba. Extender como 1/2 taza de la cobertura sobre esta capa. Poner encima otra capa de bizcocho y continuar así con las restantes capas de bizcocho y cobertura. Cubrir bien con cobertura la parte de arriba y los lados de la tarta. Guardar cualquier resto de cobertura en la nevera.
Usar las nueces picadas para adornar los laterales de la tarta, y las nueces enteras para poner sobre la tarta junto con algunas perlas y el texto elegido.
Dejar reposar un par de horas en el frigorífico antes de servirla o transportarla.

Comentarios:
El frosting también puede hacerse con la mitad de queso tipo philadelphia y la otra mitad de queso mascarpone, aunque suele quedar más líquido.
Debido a que la tarta se adorna con un frosting frío blanco es recomendable hacerla con varias horas de antelación para que una vez terminada pueda reposar algunas horas en la nevera.
Debido a que la tarta se adorna con nueces caramelizadas sobre una cobertura húmeda (el frosting) es recomendable consumirla en máximo un par de días porque se corre el riesgo de que el caramelo se traspase al frosting. Nos gustó más con nueces crudas.

Responder a Holly Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 ideas sobre “Receta de Tarta Terciopelo Rojo”