Tarta Dominó. Receta de Bizcocho de yogur

Esta tarta es muy especial para mí por dos motivos muy importantes:

El primer motivo es que se ha hecho para celebrar el 86 cumpleaños de mi abuelo Pepe, un hombre que a pesar de su edad y sus limitaciones no ha cerrado los ojos a lo que ocurre en el mundo.

El segundo motivo es que la ha hecho mi madre, su primera tarta decorada, y yo creo que le ha quedado muy bien! Aunque es verdad que quizás yo no sea muy objetiva 🙂

En casa nunca hemos sido muy golosos y además mi madre nunca le ha atraído demasiado la repostería, así que nunca le ha dedicado tiempo a la “cocina dulce”, pero el bizcocho de yogurt lo hace como nadie. Esas son cosas que saben hacer muy bien las madres: dominar algo en un área que no es la suya, mi madre es una gran cocinera (de salado) que le ha cogido el punto al bizcocho de yogurt de tal manera que siempre le sale riquísimo.

Estoy segura de que conocéis de sobra la receta de este bizcocho fácil y rápido, pero por si hay algún despistado, aquí va:

Ingredientes:

3 huevos
1 yogurt de lo que sea (habitualmente en mi casa suele tener trocitos…)
1 medida de yogurt de aceite de oliva suave
2 medidas de yogurt de azúcar
3 medidas de yogurt de preparado para bizcochos (o harina y 1 sobre de levadura)
Opcionalmente se le puede añadir algún aroma como ralladura de limón o alguna esencia.

Encamisar un molde redondo de 22cms y precalentar el horno a 170º

Batir los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos, añadir el yogurt, el aceite y la harina. Batir bien hasta que todos los ingredientes se hayan integrado completamente.

Volcar la masa en el molde y hornear unos 40 minutos o hasta que al insertar un pincho en el centro del bizcocho éste salga limpio.

Cuando el bizcocho está listo, sacar del horno, dejar templar unos minutos y desmoldar. Es conveniente dejar enfriar el bizcocho completamente en una rejilla.

La tarta que veis está hecha en un molde rectangular de aproximadamente 35x27x7 y lleva 3 veces esta receta, es decir, 3 yogures (con trocitos de diversas frutas) y 9 huevos.

Cuando el bizcocho estuvo frío lo cortamos por la mitad, lo bañamos en almíbar de Cointreau, y lo rellenamos de dulce de leche. El dulce de leche puede ser tremendamente empalagoso si se abusa de él, así que hay que tener cuidado y no pasarse. Pintamos el bizcocho con dulce de leche para que hiciera de pegamento para el fondant y lo cubrimos.

Esta vez hemos usado fondant de la marca Credipaste, solo hemos tenido que amasarlo un poco, estirarlo, y listo. Pero si quieres hacer tu propio fondant te recomiendo que mires estas recetas:

Receta de fondant de nubes o MMF fondant con vídeo y fotos.

Receta de fondant extendido o pasta laminada con vídeo.

Valora si quieres hacer tu propio fondant o comprarlo hecho según tus necesidades, disponibilidad, e interés. Yo personalmente he probado a hacerlo muchas veces y con varias recetas, pero no me compensa, prefiero comprarlo hecho e invertir mi tiempo y energía en otras fases del proceso de decoración. (El problema es encontrar una marca de fondant que te guste de verdad, pero de eso hablaremos otro día).

Una vez cubierta la tarta y con el fondant perfectamente alisado, procedimos a aplicarle los detalles con glasa real negra. Podríamos haber usado fondant perfectamente, pero en esta ocasión nos decidimos por la glasa para no abusar del fondant.

El resultado nos dejó muy satisfechas, es una tarta muy fácil, sencilla, ideal para principiantes en la decoración de tartas con fondant, y con la que se puede obtener muy buen resultado.

Enhorabuena mamá!

Muchas felicidades abuelo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 ideas sobre “Tarta Dominó. Receta de Bizcocho de yogur”